Nest ha presentado un nuevo termostato, no como actualización a su modelo habitual, sino como un modelo más sencillo y económico para el usuario.

Además de cámaras de seguridad y timbres inteligentes, la domótica ha dado sus primeros pasos en los termostatos. Se acabó eso de controlar la temperatura a mano desde una anticuada caja gris: los nuevos termostatos saben cuándo llegamos a casa, ahorran por nosotros y aprenden qué temperatura nos gusta.

Nest fue uno de los fabricantes que inició la particular revolución con su termostato, después de presentar un detector de humos con conexión a nuestro smartphone. El único problema, si le podemos poner uno, es que se trata de un gadget bastante caro: cuesta 249€. Algo que parece querer cambiar Nest con su último producto.

Nest Thermostat E, el termostato inteligente más barato

Lo que podéis ver en las imágenes no es una renovación del termostato de Nest: es un modelo nuevo. Se llama Nest Thermostat E, y la principal diferencia es que es un termostato mucho más sencillo. Tiene una cubierta de plástico con LEDs que nos muestran la información, en vez de una pantalla a todo color y una cubierta metálica. Tampoco nos muestra información como el tiempo que hace fuera, sólo la temperatura dentro de nuestra casa.

El Nest Thermostat E tiene todas las funciones que ya tiene el Nest original. Lo único que no tiene es compatibilidad con sistemas HVAC muy complicados, que tengan diferentes fases para enfriado y calentado. Nest no considera rivales a sus dos termostatos, el Nest Thermostat E sería un dispositivo para atraer a más clientes. Y el motivo es su otra gran diferencia, el precio.

El Nest Thermostat E saldrá al mercado estadounidense con un precio de 169 dólares. El Nest original cuesta 249 euros en comparación.