El 60% de los españoles considera que el aire acondicionado es un motivo claro de conflicto en su lugar de trabajo. Con la llegada del verano y las altas temperaturas hay un motivo de disputa recurrente en oficinas y hogares: la temperatura ideal del aire acondicionado. Así se desprende del estudio “Opiniones, actitudes y motivaciones sobre al aire acondicionado en España” realizado por Baxi.

De él se extraen también datos que muestran diferencias no sólo entre comunidades autónomas, sino también entre hombres y mujeres así como generacionales.

Son los catalanes (73%) y los madrileños (70%) los que más discuten en el trabajo por la temperatura del aire acondicionado. En cambio, los andaluces son los que más fácilmente llegan a acuerdos y solo el 43% afirma que este tema genera conflicto en la oficina.

Al contrario que en los centros de trabajo, la encuesta pone de manifiesto que hay terrenos en los que es más fácil llegar a un consenso. En este sentido, el 77% de los españoles afirma que en casa están “muy satisfechos” con la temperatura del aire acondicionado y la mayoría señala que llegan a un acuerdo entre todos los miembros para escoger los grados.

Sin embargo, observamos que así como en el lugar de trabajo los andaluces son los que más llegan a acuerdos, en el hogar se invierte la tendencia. El 45% de los andaluces afirma que discute en casa por la temperatura del aire acondicionado, mientras que los catalanes llegan a consensos más fácilmente en sus hogares y solo admite disputas un 27%.

En cuanto a sexos, el estudio de Baxi recoge que, tanto en el entorno laboral como en el ámbito familiar, las mujeres se muestran menos satisfechas con la temperatura que los hombres. La edad también es un elemento diferencial, y siempre son los más jóvenes los dispuestos a negociar más la temperatura que los mayores de la oficina o de casa.